sábado, 2 de febrero de 2008

Javier Godoy



Javier Godoy. Argentina

2 comentarios:

Diegote dijo...

el orgullo parece un consuelo tonto, cuando viene de la sangre q uno comparte con seres extraños a sí mismos, q a la vez te devuelven la vida con sus sueños, y te hacen emocionar con su dolor y te alegran con su tristeza, q a veces suele ser la misma q la tuya, en fin, te hermanan con la parte mas oscura de tu vida, llenandola de luz, un abrazo, gracias javinho.

kios dijo...

muy buenas fotos Javi!!! Segui asi siempre guiado por la pasion y demostrando al mundo el maravilloso mundo del arte...
besos.